Páginas

jueves, 17 de mayo de 2012

¿En qué mundo viven los políticos?

Mientras que los partidos políticos se congratulan de lo bien que hacen las cosas y se reunen en multitudinarios congresos atacando al oponente político, el PP al PSOE y el PSOE al PP, en una cantinela que ya cansa por lo repetida y machacona de sus críticas, mientras los políticos se atribuyen logros y se otorgan premios y galardones, mientras todo eso sucede los problemas siguen sin resolver.

Por ejemplo, Alberto Ruíz Gallardón que no lo olvidemos, ha sido uno de los grandes "artífices" en generar la situación que hoy nos acosa por medio de la impactante deuda pública contraida por el Ayuntamiento de Madrid. Responsable de 5.705 millones de euros, incluyendo el broche de oro de las oficinas de Cibeles, un derroche de absoluta verguenza que incluso Aguirre llegó a calificar de "obrón" y que ahora nadie parece acordarse de ese tremendo despilfarro que ha dejado a miles de empresas sin cobrar y que ha sumido las cuentas en un desastre sin precendentes.

Que nadie olvide que la prima de riesgo está en función directa del déficit público y ahí uno de los campeones es Gallardón con lo cual es directamente responsable del estado que acosa a España ahora mismo al estar al borde de un rescate. Sin embargo, lejos de ser juzgado o acusado, se le premia con una cartera ministerial y se le condecora.

Gallardón recibe premios y ha hundido
la economía de Madrid
Y así con todo en este país los responsables de la quiebra de España no pagan por ello ni se les exige responsabilidades. Por ejemplo, el problema que tiene España con el desempleo nadie lo resuelve ni siquiera lo mitiga y francamente empiezo a pensar que a nadie le importa.

Los políticos son tan incompetentes que aunque les dieras la receta para hacer algo, la harían mal (un ejemplo: Valencia, otro: Bankia) y en segundo lugar al poder establecido no le hace gracia que se resuelva el problema del paro. Gran miopía. A día de hoy lo de Bankia va de mal en peor por la pésima gestión que se ha desarrollado.

Claro que no en todo el mundo es igual. En Francia el equipo de Hollande firman un código deontológico y se bajan el sueldo un 30%.

El poder político y el poder financiero pertenecen al mismo club. Tú hazme un favor hoy que mañana yo te lo haré. La clase media, que es la que pierde, no tiene un órgano de representación ejecutivo que pueda actuar en caso de que se vulneren sus derechos. En realidad, ese órgano de representación de sus intereses debería ser los políticos elegidos democráticamente, pero éstos prefieren obedecer al gran poder del capital ya que les interesa más.

La clase media está perdiendo día a día los pocos derechos que tenía. Apenas hay trabajo con lo cual lo mas probable es estar desempleado con todo lo que eso significa. En el empleo, las condiciones laborales retroceden, los salarios cada vez son más bajos y ridículos en comparación con el coste de la vida. El acceso a la vivienda, un derecho básico, es cada vez más difícil con precios abusivos desacordes con el régimen de ingresos de un trabajador normal que tiene que hacer malabares para sobrevivir, normalmente a costa de recibir ayudas de otros familiares.

Por si eso fuera poco, las políticas actuales tratan de desmantelar la sanidad pública y destruyen a pasos agigantados la educación pública, fomentando el negocio privado de estas dos con lo que eso conlleva: una disminución de la calidad de ambos servicios por el éxito imperante de modelos de negocio.

Podemos seguir por ejemplo con las tasas que últimamente ha impuesto a la Justicia el manirroto Gallardón, "el hombre que salvó a España del déficit", ahorrando en el Ayuntamiento. Y que ahora quiere arreglar la justicia mediante la imposición de tasas generando un modelo para ricos. Sólo los que tengan dinero podrán pleitear.

¿Y qué hace el pueblo? ¿Qué hace la clase media que está siendo empujada cada día más hacia la pobreza? ¿Sale a protestar a la calle? ¿Montan un partido político para contestar estas medidas? No, la clase media, se embriaga a base de fútbol y pandereta, fútbol y la virgen de los desamparados.

Mi pregunta es: ¿Por qué no salen a la calle los casi 6 millones de parados que hay en España y al menos hacen oír su voz?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor nos interesa tu opinión...